CONFIRMADOS PROCESAMIENTOS EN LA CAUSA DE LA MASACRE EN EL PABELLÓN SÉPTIMO






LA SALA I DE LA CÁMARA FEDERAL DE APELACIONES CONFIRMÓ EL PROCESAMIENTO DE CUATRO PENITENCIARIOS FEDERALES EN LA CAUSA DE LA MASACRE EN EL PABELLÓN SÉPTIMO

En la fecha la querella en la causa Masacre en el Pabellón Séptimo fue notificada sobre la resolución de la Sala I de la Cámara Criminal y Correccional Federal, integrada por los jueces Leopoldo Oscar Bruglia, Pablo Daniel Bertuzzi y Mariano Llorens, con relación a la apelación efectuada por la defensa de Juan Carlos Ruiz (ex director de la Cárcel de Devoto); Horacio Galíndez (ex Jefe de Seguridad Interna); Carlos Sauvage (ex jefe de Requisa) y Gregorio Zerda (ex celador), todos integrantes del Servicio Penitenciario Federal en condición de retirados, a los procesamientos con prisión preventiva dictados por el juez Daniel Rafecas el 28/12/18.

Con los votos de Bruglia y Bertuzzi, la Sala I resolvió confirmar los procesamientos, manteniendo la calificación de delitos de lesa humanidad a los hechos ocurridos el 14 de marzo de 1978 en la cárcel de Devoto, por los que están acusados los cuatro penitenciarios: imposición de tormentos reiterados en ciento cincuenta y cuatro (154) ocasiones que concurren realmente entre sí (art. 144 ter, primer párrafo conforme ley 14.616 y art. 55 del Código Penal), de los cuales sesenta y cinco (65) se encuentran agravados por la causación de la muerte del ofendido (art. 144 ter, último párrafo, ley 14.616).

Asimismo, revocaron las prisiones preventivas que venían cumpliendo Galíndez, Zerda y Sauvage -Ruiz ya cumplía prisión domiciliaria-, porque "luego de haber contemplado las particulares circunstancias del caso en función de (las) directrices sentadas en la materia por la CSJN, entendemos que existen otros medios menos lesivos que permitirían asegurar los fines del proceso, debiendo el Juez a quo aplicar aquellas restricciones que considere pertinentes de acuerdo a lo establecido en el artículo 310 del CPPN."

En su voto, el juez Mariano Llorens -designado por el gobierno de Mauricio Macri en junio de 2018- no solo negó el carácter de delitos de lesa humanidad a los hechos sucedidos en la represión ejecutada el 14 de marzo de 2018 a las personas privadas de libertad y alojadas en el Pabellón Séptimo, sino que también les negó su carácter de grave violación de derechos humanos -primera calificación de Rafecas y el fiscal Delgado, que apelamos oportunamente, y que fue revisada por la misma Sala I con otra composición en su resolución del 14 de agosto de 2014-, por lo tanto afirmó que estarían prescriptos, y los imputados debían ser sobreseídos.

No vamos a objetar las libertades concedidas a Ruiz, Galíndez, Sauvage y Zerda, porque en este y en cualquier otro caso en el que intervengamos, entendemos que la cárcel solo debe imponerse luego de la realización de un juicio y la determinación de una condena. Sí solicitaremos al juez Rafecas que establezca medidas de control adecuadas para garantizar el proceso.

Nos preocupa, sí -y mucho-, el voto del juez Llorens, que niega toda posibilidad, no solo de un acto de justicia y de reparación para las víctimas, familiares y sobrevivientes de esta masacre impune, sino tan siquiera de investigar qué pasó, retrocediendo décadas en las luchas por Memoria, Verdad y Justicia.

Buenos Aires, 11 de julio de 2019

Contacto:
Abogada Claudia Cesaroni: 11 4404 5299
Abogada Natalia D'Alessandro: 11 6721 9730



LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DEBE REVISAR UNA PENA ILEGAL IMPUESTA A UN ADOLESCENTE

COMUNICADO DE PRENSA
El jueves 4 de julio la abogada y el abogado defensor de V.H.V. presentamos un Recurso Extraordinario Federal para que la Corte Suprema de Justicia de la Nación se avoque a analizar la sentencia de 34 años de prisión que se le impuso por delitos cometidos a los 17 años de edad.
La sentencia fue aplicada en 2010 por el Tribunal Oral de Menores Nº 3 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y ratificada en 2011 por la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal.
En la sentencia pueden leerse frases discriminatorias y ofensivas como: “el ambiente de marginalidad en que se crió dejó en él huellas indelebles hasta ahora y, consecuencia de ello, es su indudable liderazgo sobre un grupo de pares en la Villa … seguramente tan marginales como él...”
Conocimos el caso en marzo de este año, y solicitamos su revisión ante la Cámara Nacional de Casación Penal en lo Criminal y Correccional, que rechazó analizar el fondo, al declarar inadmisible nuestro recurso el 14 de junio pasado.
Ahora intentaremos que se acepte un recurso extraordinario, para que la Corte Suprema de Justicia de la Nación analice una sentencia que viola preceptos constitucionales, la Convención sobre los Derechos del Niño, la Convención Americana de Derechos Humanos y la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso “Mendoza y otros vs. Argentina”, del 14 de mayo de 2013, que al analizar las penas de prisión perpetua aplicadas a adolescentes en nuestro país las declaró ilegales, y ha dicho expresamente, que “El Estado deberá asegurar que no se vuelvan a imponer las penas de prisión o reclusión perpetuas por delitos cometidos siendo menor de edad. De igual modo, Argentina deberá garantizar que las personas que actualmente se encuentren cumpliendo dichas penas por delitos cometidos siendo menores de edad puedan obtener una revisión de las mismas que se ajuste a los estándares expuestos en la sentencia”.
Nuestro defendido lleva preso 11 años, desde los 17.
Ya debería estar en libertad, si se le hubiera aplicado una pena acorde a su edad.
Pero está alojado en una cárcel federal de máxima seguridad, a cientos de kilómetros de su familia, su juez y sus abogadxs.
Lo han condenado a pasar preso 34 años, el doble de la edad que tenía cuando fue detenido. No alegamos su inocencia, sino la brutalidad, ilegalidad e inconstitucionalidad de la pena impuesta y esperamos que la Corte Suprema de Justicia de la Nación repare esta situación.
Claudia Cesaroni
Gabriel Lerner
Abogadxs de V.H.V.
Integrantes de la Red Argentina No Baja
Más información:
11-4404-5299 (CC)
11- 2285-2848 (GL)
Buenos Aires, 6 de julio de 2019