PROGRESAR, UN DERECHO DE TODOS Y TODAS

El jueves 23 de enero se presentó PROGRESAR (Programa de Respaldo a Estudiantes Argentinos). Cuando escuchamos que se trataba de un apoyo dirigido a que los jóvenes de 18 a 24 años con dificultades económicas para continuar sus estudios, recibieran una suma mensual de 600 pesos, pensamos de inmediato en la franja de jóvenes de esa edad que están privados de libertad. Conjuntamente con la Asociación de Familiares de Detenidos en Cárceles Federales, buscamos datos precisos, y los obtuvimos en una página oficial, la del Servicio Nacional de Estadísticas de Ejecución de la Pena SNEEP, dependiente del Ministerio de Justicia de la Nación.

En 2012, en el Servicio Penitenciario Federal, había un total de 9807 presos. De ese total, el 18 por ciento (1786), tenía entre 18 y 24 años.
En en ámbito del Servicio Penitenciario Bonaerense, el total era de 26.888, y de ellos, 7060 (el 26 por ciento), tenía entre 18 y 24 años.
Para todo el país, el total de presos y presas en 2012 era de 61.192, de los cuales 14.553, el 23 por ciento, eran jóvenes de 18 a 24 años.
De ese total de 61.192, solo el 7 por ciento tenía estudios secundarios completos.

La presidenta de la Nación dijo: hay que ir a los territorios a buscar a estos jóvenes, que son los hijos del neoliberalismo. En 2009, cuando discutimos y alegamos en contra de la baja de edad de la punibilidad usamos la misma figura: los pibes de 14 y 15 años -los mismos que hoy serán alcanzados por PROGRESAR- son los hijos de las familias afectadas directamente por las políticas neoliberales que arrasaron con el trabajo, la salud y la educación de los sectores populares. No se les puede responder con más castigo y represión: CEPOC - Por qué NO bajar la edad de punibilidad

No son "Ni-Ni", como se los llama definiéndolos por lo que supuestamente no son: ni trabajadores, ni estudiantes. Son jóvenes que no han sido alcanzados por políticas de inclusión social, que realizan trabajos precarios y mal pagos, o que desarrollan labores en sus casas, ayudando a sus familias y que intentan una y otra vez acceder a algún tipo de estudios, pero son expulsados, y que en muchos casos solo se encuentran con el Estado cuando los alcanza una bala policial, un tribunal de menores, o el encierro. PROGRESAR es un derecho que debe alcanzarlos donde estén, y si están en la cárcel, con mucha más razón y necesidad.

El 27 de enero se publicó el Decreto 84/2014, que crea el PROGRESAR. Entre los considerandos, se sostiene "Que la problemática juvenil tiene múltiples facetas que deben ser contempladas a la hora de abordar la temática, evitando caer en categorizaciones simplificadas y estigmatizantes, entre las que pueden mencionarse la necesidad de un acceso real y flexible a la oferta educativa, la provisión de estrategias públicas de cuidado para los jóvenes que tienen niños a cargo y el acompañamiento en una inserción laboral de calidad."

Analizamos los requisitos, y confirmamos que pueden cumplirlos los/as jóvenes privados de libertad:

a) Acreditar identidad, mediante Documento Nacional de Identidad.
b) Ser argentino nativo o naturalizado o residente con una residencia legal en el país no inferior a CINCO (5) años previos a la solicitud.
c) Acreditar la asistencia a una institución educativa de gestión estatal o a centros de formación acreditados ante el MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL, al momento de la solicitud y su continuidad en los meses de marzo, julio y noviembre de cada año.
d) El titular deberá presentar una declaración jurada al momento de la solicitud relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos por el presente y anualmente deberá presentar un certificado que acredite que se han realizado los controles de salud que a tales efectos se establezcan.

Luego vemos que se crea un Consejo Consultivo:

Art. 13. — Créase el COMITE CONSULTIVO de dicho Programa con el objeto de articular las distintas acciones en torno a la ejecución del PROGRESAR y las políticas vigentes en la materia.
Art. 14. — El Comité Consultivo estará conformado por un representante del MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL, un representante del MINISTERIO DE EDUCACION, un representante del MINISTERIO DE DESARROLLO SOCIAL, un representante del MINISTERIO DE SALUD, un representante del MINISTERIO DE CIENCIA, TECNOLOGIA E INNOVACION PRODUCTIVA, un representante del MINISTERIO DEL INTERIOR Y TRANSPORTE, un representante del MINISTERIO DE SEGURIDAD, un representante del MINISTERIO DE DEFENSA, un representante del MINISTERIO DE ECONOMIA Y FINANZAS PUBLICAS y un representante de la ADMINISTRACION NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL. Será presidido por el representante del MINISTERIO DE ECONOMIA Y FINANZAS PUBLICAS.

Nos preguntamos: ¿Qué tienen que hacer representantes de los ministerios de Defensa y de Seguridad en un Consejo Consultivo de un Programa cuyo fin, según el mismo decreto presidencial es "generar nuevas oportunidades de inclusión social y laboral a los jóvenes en situación de vulnerabilidad a través de acciones integradas que permitan su capacitación e inserción laboral."? ¿Qué tipo de intervención tendrán esas áreas -Defensa y Seguridad-, con relación a los jóvenes alcanzados por PROGRESAR? Una política pública orientada a una franja de la población que necesita algún tipo de atención en particular -en este caso, los y las jóvenes que necesitan ayuda para iniciar o concluir sus estudios- no debe ejecutarse con ningún otro fin que no sea el de garantizar derechos: ni para ejercer mayor control sobre ese grupo de personas, ni para "prevenir" delitos, lo que puede suceder como una consecuencia, pero nunca debe ser la motivación. Quienes podemos hacerlo, no mandamos a nuestros/as hijos/as a la escuela para que no sean delincuentes, sino porque entendemos que ese es su derecho. 

Y, asimismo: ¿Cómo se entiende que no estén en ese Consejo Consultivo representantes del ministerio de Justicia y Derechos Humanos, de donde dependen las cárceles del Servicio Penitenciario Federal, donde están alojados miles de jóvenes de 18 a 24 años, tan hijos del neoliberalismo y con situaciones de enorme vulneración de derechos como el resto de los jóvenes similares a los que se propone sostener para que puedan seguir estudiando?

En una política de inclusión social deberían estar allí las áreas de Justicia y Derechos Humanos, porque sin dudas es una política de su competencia, y en lo particular, para que un sector especialmente vulnerable como son los jóvenes presos -en su inmensa mayoría, pobres y fuera del sistema escolar- puede ejercer el derecho a estudiar que les ha sido negado tantas veces.

Buenos Aires, 27 de enero de 2014
Claudia Cesaroni (15-4404-5299)
Centro de Estudios en Política Criminal y Derechos Humanos (CEPOC)

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Mira, en la cárcel tenes TODO, podes estudiar si queres. No necesitas 600p todos los meses por que no te falta nada.
yo hice 4 años de abogacía, afuera hice el ultimo y hoy en dia trabajo dignamente! y no necesite 600p.
Saludos

CEPOC dijo...

Qué bueno, te felicito y me alegra. Del mismo modo, en la calle miles de personas estudian sin necesidad de ayuda alguna, y otras personas sí necesitan ayuda. Por ejemplo, sabemos perfectamente que, en muchos casos, las horas de estudio son las mismas que las horas de trabajo, y el preso debe "elegir": o trabaja, o estudia. Quizá para esas personas los 600 sí sean importantes y necesarios. Saludos cordiales, Claudia Cesaroni

Guido Brunetti dijo...

Hola claudia, muy interesante el articulo, no habia pensado en el alcance para los jovenes privados de su libertad. En principio pareceria aplicable tambien a ellos, o al menos no se desprende del decr indicacion en contrario que los excluya del beneficio.
Aprovecho para hacerle una pregunta, el trabajo en carceles argentinas es remunerado? De que modo?
Desde ya gracias y saludos.

Guido Brunetti dijo...

Claudia, muy interesabte el articulo, no habia pensado en la posibilidad de que los jovenes privados de la libertad puedan ser beneficiarios de la asignacion. Comparto su opinion. Incluso no surge del decr reglamentacion en contrario, que los excluya del mismo.
Aprovecho para consultarle sobre la remuneracion del trabajo en carceles de nuestro pais.. existe material para informarme al respecto.
Desde ya muchas gracias y saludos.

CEPOC dijo...

Gracias. Comparto algunos trabajos interesantes sobre el tema del trabajo en cárceles:

http://new.pensamientopenal.com.ar/sites/default/files/2012/02/guillamondegui._jimena_polverari.pdf

http://familiaresdedetenidos.blogspot.com.ar/

http://www.eldia.com.ar/edis/20120308/fallo-contra-provincia-trabajo-esclavo-carcel-policiales24.htm

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...

Hola Claudia . Espero que veas el comentario. Recien veo la nota, buscando justamente una opinion respecto de alcance del progresar a los jovenes detenidos.Coincido totalmente con tu planteo. Trabajo en una carcel del SPB con chicos de esa edad. Y por fuera de la institucion estoy (junto a un grupo de diferentes porfesionales, yo soy sociologa)en proceso de conformacion de un proyecto de trabajo con estos jovenes cuando sean liberados. El poryecto es anterior al lanzamiento del progresar. En, fin, es largo para comentar por este medio. Pense que quiza podriamos articular con el Cepoc de alguna forma para darle forma e impulso a este proyecto y contribuir a hacer visible las necesidades y derechos de este segmento particular de jovenes.Graicas y espero tu rta.

CEPOC dijo...

Hola! Con todo gusto podemos ver alguna iniciativa conjunta. Escribinos si te parece a cepoc.dh@gmail. Saludos cordiales, Claudia Cesaroni

Anónimo dijo...

Hola mi nombre es Paola y queria saber si al dia de la fecha en alguna de las instituciones de encierro, algun/a joven esta cobrando PROGRESAR? y si es asi, como lo pudieron vehiculizar, y si No, como podriamos hacer para que tengan acceso a esa politica publica?

CEPOC dijo...

Paola, sabemos que en algunas unidades se ha solicitado y gestionado. Es un derecho que le corresponde a cualquier joven que cumpla los requisitos, así que hay que solicitarlo. Saludos.

Macarena Mancilla dijo...

Hola buenas tardes hoy fui al anses para hacer los trámites para q mi hijo cobre el progresar y lo primero que me dijeron que tenia que ver que la escuela estuviera adherida al progresar segundo si hiciera el trámite como cobraría en el banco,pregunto todas las escuelas públicas no están adheridas al plan progresar y la otra pregunta es yo no podría ser su apoderada para que el lo cobre ya que yo soy su madre, muchas gracias por si atención espero su respuesta

CEPOC dijo...

Hola, entendemos que sí, que cualquier estudiante que esté en una escuela pública tiene derecho al Progresar, y también que vos podrías cobrarlo. Por favor, si no tenés solución, pasá algún martes a partir de las 16 hasta las 20 por Corrientes 1785, 2do. C, ahí nos reunimos con familiares de detenidos y tratamos de asesorarlos. Saludos!